Por Equipo Línea de género y derechos de las Mujeres Campesinas ANZORC

Las Zonas de reserva Campesina son producto de la reivindicación y lucha incansable del campesinado colombiano en un escenario de disputa por la tenencia de la tierra y el territorio.

La mujeres campesinas han cumplido un papel fundamental en este escenario de disputa, aunque sus luchas en muchas ocasiones han sido invisibles o puesta en segunda plano, son contribuciones invaluables para el mantenimiento y conducción de las organizaciones, así como para el fortalecimiento de los procesos y redes comunitarias en sus territorios.

Desde la ANZORC, en el 4 Encuentro Nacional en Tibú (Norte de Santander), ese sentir territorial dio inicio al proceso de construcción y visibilización de las apuestas políticas de las Mujeres. Después de 7 preencuentros regionales de Mujeres y un amplio debate en diciembre de 2016 realizamos el 1 Encuentro de Mujeres de las Zonas de Reserva Campesina, siendo el primer escenario para posicionar nuestras propuestas y dar impulso al trabajo por la reivindicación de los derechos de las mujeres campesinas. Este primer encuentro permitió la consolidación y aprobación de la Agenda Programática donde se plantearon en 12 puntos las reivindicaciones, propuestas y necesidades de las Mujeres para la construcción de Paz territorial y de Zonas de Reserva Campesinas incluyentes, participativas.

Ahora bien, la Agenda Programática es solo una de las herramientas de este proceso de reivindicación de derechos. Las Mujeres nos pensamos un escenario para deliberar y unidas aportar de manera decisoria en las instancias de la ANZORC, llevando al impulso y creación de la Coordinadora Nacional de Mujeres de las ZRC, fortaleciendo un equipo de dirigentes mujeres campesinas para dinamizar las reflexiones y acciones estratégicas con enfoque de género y derechos de las mujeres en las Zonas de Reserva.

Por tanto, la Coordinadora Nacional de Mujeres de las ZRC es un espacio legitimado que permite la discusión, debate y proyección del ejercicio político de las mujeres en temas vitales como el fortalecimiento de las economías campesinas y solidarias en clave de género, la visibilización de la economía del cuidado, la defensa de la tierra y el territorio, y el posicionamiento de las ZRC como escenarios de resistencia libres de todo tipo de violencias, que potencien la participación efectiva de las mujeres en sus comunidades y como protagonistas claves de los procesos organizativos de las Zonas.

Para avanzar en esta tarea con el apoyo de Mundubat, se realizó de 2 al 9 de septiembre en la Zona de Cabrera Cundinamarca (Vereda Peñas Blancas), la “Primer Escuela Nacional de Mujeres de las ZRC”, un escenario de aprendizaje y sensibilización en asuntos de género para dirigentes y lideresas campesinas de la Coordinadora Nacional, provenientes de los siete Nodos regionales de la ANZORC.

El desarrollo de la Escuela tuvo como punto de partida las voces, los saberes y la capacidad de agenciamiento de las mujeres campesinas. Esto nos llevó a una propuesta metodológica creativa, incluyente, participativa y transformadora, que le apuesta a la reivindicación de los aportes de las mujeres campesinas en sus espacios familiares, comunitarios, organizativos y demás procesos de lucha campesina, donde además de cuestionar los privilegios de clase, se ponen en debate los privilegios que en razón del género han negado nuestra existencia como ciudadanas campesinas sujetas de derechos en nuestros territorios.

Así las cosas, nos encontramos alrededor de una propuesta de Educación Popular Feminista Campesina que se ha alimentado del camino recorrido por corrientes teóricas, procesos de lucha y experiencias de formación libertaria que se han venido desarrollando en América Latina y que nos permitieron abordar de manera crítica temáticas básicas de Sexo, Género, Economía del Cuidado (Cuidado de Otros y Autocuidado), Violencias contra las Mujeres, Historia de las luchas de las Mujeres Latinoamericanas, Memoria de los aportes de las Mujeres Campesinas en las Luchas Agrarias, feminismos y análisis del Feminismo Campesino como apuesta de las Mujeres de la Vía Campesina.

Encontrarnos, reconocernos y potenciarnos, a través de procesos de formación emancipadora como los de esta Escuela, nos permitirá seguir agenciando nuestros liderazgos como mujeres campesinas y populares, así como impulsar la apropiación de la estructura de la Coordinadora Nacional de Mujeres como un escenario estratégico de participación política para lograr que nuestras voces y acciones sean reconocidas como elementos fundamentales de los procesos de lucha y resistencia de las organizaciones campesinas del país.