Ante la situación de crisis humanitaria a nivel mundial de la que Colombia y por tanto las Zonas de Reserva Campesina no se escapan, ANZORC hace un llamado a las comunidades campesinas a la prevención, la solidaridad y el trabajo organizativo.

El COVID-19 (Coronavirus) es un virus cuyas
afectaciones médicas son aún inciertas y de propagación muy sencilla, puede afectar aún más y ser mortal en la población de la tercera edad y a personas que presenten problemas en el sistema inmune (déficit en el sistema de defensas en el cuerpo).

Desde la Asociación se quiere hacer énfasis en darle
la importancia que merece la pandemia, los síntomas aparecen en 15 días y en ese transcurso de tiempo puede ser transmitido sin saberlo. Además por cada 10 personas se pueden infectar 8, de esas 8 unas 5 requieren cuidados intensivos y, dadas las condiciones del Sistema de Salud en Colombia, se indica que tan solo 1 se recupera de cuidados intensivos.

En países como Italia no se tomaron las medidas correspondientes a tiempo dejando 627 muertes en
un día y al 20 de marzo 4.032 muertes. El gobierno de Iván Duque empezó a cometer el mismo error, pues se demoró en cerrar el aeropuerto internacional de donde provenían los casos de contagio, además de dilatar la cuarentena a nivel nacional para parar la pandemia.

Esta crisis pandémica también genera secuelas graves en la economía del país, afectando especialmente a las comunidades rurales, a los empleados informales y a la población vulnerable.
Acentúa las crisis que ya presentamos en el sistema de salud y económico que no tiene las condiciones de reacción ante la situación necesaria de cuarentena y los casos en aumento exponencial de infectados. Teniendo en cuenta el precario y en muchos lugares, nulo sistema de salud y de atención
de emergencia que presentamos en nuestras regiones.

Por eso es momento de seguir las medidas preventivas recomendadas. 1. lavado de manos; 2.usar antibacterial y alcohol; 3. evitar el contacto social; 4. resguardarrodear a las personas de la tercera edad mayores de 60; 5. estar atentos a
síntomas de alarma como fiebre, tos, dificultad al respirar. Además de 6. rodear a nuestras compañeras que veamos puedan estar en situación vulnerable de violencia intrafamiliar, en momentos de cuarentena donde guardamos aislamiento aumentan los casos de violencia intrafamiliar.

No por eso debemos dejar nuestras prácticas campesinas de solidaridad y organización, invitamos a activar mecanismos de comunicación en nuestra región ante cualquier situación de riesgo, identificar a los líderes y lideresas de nuestra región y/o nodo para mantener informados cualquier eventualidad, en materia de DDHH, SALUD y prevención de todo tipo de violencia en contra de las MUJERES. No sólo por la pandemia, sino por la realidad de conflicto social y armado, así como lay persecución que no cesa en nuestras regiones y no pararán con esta crisis humanitaria.

Debemos resguardarnos con nuestros seres queridos, mantener la calma, evitar el pánico y la propagación de información sin verificar. Pero también debemos estar atentos, en constante
comunicación con nuestros compañeros y compañeras.
No olvidamos los otros virus del gobierno de Duque, como la erradicación forzosa que viene adelantando en el Catatumbo donde el campesinado definió levantar el bloqueo atendiendo la
urgencia sanitaria, pero el gobierno sigue generando atropellos e incumpliendo acuerdos con las comunidades.

El asesinato a líderes sociales continúa, el 20 de marzo asesinaron a tres líderes sociales en 24 horas: Marco Rivadeneira, líder social de Putumayo; Ivo Humberto Bracamonte Quiroz, líder social de Santander; Ángel Ovidio Quintero, líder social de Antioquia. Y el 18 de marzo asesinaron a 2 excombatientes de FARC en Rubi-Macarena, sin olvidar el caso del líder social del congreso de los pueblos asesinado en Putumayo también en la última semana.

Estamos ante un gobierno que busca favorecer siempre las grandes empresas y multinacionales, olvidando las necesidades del pueblo y de nuestros territorios. Por esto reiteramos, hoy más que en todos los tiempos debemos ser solidarios y responsables con la y el otro que nos rodea. Estar muy pendientes de nuestros compañeros/as, rodear a quienes más lo necesitan, seguir las medidas preventivas, que por más exageradas que nos parezcan son necesarias.

Solo el pueblo puede salvar al pueblo, se hace el llamado a la autoprotección en nuestros territorios y a la organización para resguardarnos del coronavirus y también de los otros riesgos a los que nos hemos visto sometidos por la falta de presencia de Estado.

Para mayor información, les invitamos a seguir las redes de @ANZORC en Facebook, Twitter e Instagram, así como mantener la atención en los canales de Whatsapp y Telegram, donde se difundirá la comunicación.

Disponemos el correo: comunicaciones@anzorc.com, para que compartan allí, las noticias y acontecimientos regionales que valga la pena difundir.

Cordialmente,
Comisión Política ANZORC
“Zonas de Reserva Campesina una iniciativa agraria de paz”