Anoche 07 de mayo, hombres armados y encapuchados irrumpieron en la finca de la Defensora de Derechos Humanos y dirigente de las Zonas de Reserva Campesina María DORIS RIVERA RÍOS, neutralizando su esquema de seguridad y amenazando a todos los presentes.

DORIS RIVERA hace parte de la Coordinación de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC y es Defensora de Derechos humanos de la fundación DHOC. Debido a su compromiso y ardúo trabajo a favor de los derechos de los y las campesinas del oriente colombiano. DORIS fue exiliada en dos ocasiones, la primera en el periodo comprendido entre Agosto 2010 a Febrero 2011 y luego de Julio a Diciembre de 2015; ha sido víctima de constantes amenazas por parte de grupos paramilitares de la región, razón por la cual la Unidad Nacional de Protección -UNP le ha asignado un esquema de seguridad.

Pese a contar con dicho esquema, anoche aproximadamente a las 7:30 p.m., dos hombres armados y encapuchados llegaron a la finca de nuestra compañera en zona rural de la inspección de Piñalito, municipio de Vista Hermosa – Meta, donde después de neutralizar a sus escoltas sentaron en el piso a todos los presentes entre los que se encontraba la familia de Doris y cubrieron sus cabezas con sabanas.

Los dos hombres estuvieron alrededor de 3 horas lanzando amenazas e improperios contra nuestra compañera y su familia. Gritando a los escoltas frases como: “Lo merecen por cuidar a esta vieja hp” “Mi patrón es el que la necesita”, etc. Posteriormente, dejaron la finca, llevándose con ellos las llaves de los vehículos, entre ellas las de la camioneta del esquema de seguridad de la UNP y celulares.

Tenemos conocimiento que la compañera DORIS y sus escoltas fueron trasladados hoy a las 4:30 de la mañana, por miembros de la Policía Nacional a un sitio transitorio. Actualmente Doris está interponiendo las denuncias respectivas frente al caso; cabe resaltar que durante las acciones urgentes adelantadas por la SIJÍN y la policía de Vista Hermosa se encontraron celulares y algunas tarjetas hurtadas por estos dos individuos, lo que denota que no se trató de un acto de delincuencia común.

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina rechaza los hechos denunciados, y eleva su voz de exigencia ante el Gobierno Nacional para que adelante acciones efectivas que den fin a este tipo de ataques reiterados y sistemáticos contra líderes y lideresas sociales, como muestra de un comprimo real con la implementación del acuerdo final de Paz de la Habana.

Así mismo, con base en los hechos denunciados, conminamos a las autoridades civiles y militares del orden regional y nacional, para que adelanten las acciones urgentes, así como las investigaciones y acciones preventivas que sean necesarias para garantizar la vida e integridad de Doris y su familia. Y a las organizaciones sociales y de derechos humanos a rechazar y denunciar públicamente estos lamentables hechos.