Junio de 2018. La Agencia Nacional de Tierras mediante resolución 1761 de 2018 anunció el inicio del trámite administrativo para seleccionar, delimitar y construir una Zona de Reserva Campesina en el municipio de Pradera en el departamento del Valle del Cauca. La firma de la resolución es el primer paso la constitución de una zona de reserva campesina, entre los pasos a seguir se encuentran la selección, delimitación y declaratoria de ésta.

En el mes de junio de 2008 inició la conformación de la Zona de Reserva Campesina, desde el principio contó con el apoyo de la secretaría de agricultura de Pradera, entonces Umata, y de las  organizaciones campesinas Asociación Municipal de Usuarios Campesinos –Amuc-,  la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca, el respaldo de las juntas de acción comunal de El Retiro, Bolo Blanco y San Isidro.

La socialización de la figura de la Zona de Reserva Campesina se realiza entre el años 2008 hasta el 2015. En 2011 cuando fue electo el exalcalde Adolfo León Escobar Pineda, como resultado de las exigencias de las organizaciones campesinas y las juntas de acción comunal,  en la formulación de Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015 se incluyó la constitución de una Zona de Reserva Campesina, que además fue formulada de la mano del  plan de ordenamiento y  manejo de la cuenca hidrográfica del río Bolo (formulada entre los años 2008 y 2010).

En 2017 el proceso de Pradera fue apoyado por Arci (Ong italiana) para desarrollar una solicitud formal para la constitución de la Zona de Reserva Campesina, que dejó como resultado  un documento de carácter participativo radicado en la Agencia Nacional de Tierras en el mes de septiembre. De allí se inició la formulación de las bases de la Zona de Reserva Campesina con el Plan de Desarrollo Sostenible, con la interventoría de la Pontificia Universidad Javeriana.

Al proceso se han sumado las juntas de acción comunal como Lomitas, La Frida, El Recreo, Bolívar, El Potrerito, La Feria, El Retiro, Bolo Blanco, San Isidro, sumado a ello el actual alcalde de Pradera Henry  Devia Prado, ha apoyado el proceso de constitución, como resultado de las exigencias del campesinado de la región.

El municipio de Pradera ha sido protagonista de importantes movilizaciones sociales como el paro de corteros de caña en 2008 y por ser un territorio históricamente azotado por el conflicto armado y actualmente por la presencia de la banda criminal ‘Los Rastrojos’, que en 2011 asesinó a cuatro personas entre ellos un menor de edad, en 2014 líderes indígenas del municipio recibieron amenazas de grupos paramilitares, además las autoridades presumen que también tienen la responsabilidad en la decapitación de un hombre el último mes.

De acuerdo  a la resolución, el objetivo de la constitución de la Zona de Reserva Campesina es “fomentar y estabilizar la economía campesina mediante un enfoque agroecológico, aportar en la superación de las causas de los conflictos sociales que los afectan y crear condiciones para el logro de la paz y la justicia social”, para ello los componentes de la Zona de Reserva Campesina serán: el ordenamiento social, cultural, ambiental y territorial de la propiedad; conservar, controlar, manejar y aprovechar los recursos naturales; sistemas de producción agroecológicos sostenibles; componente social a través de planes de vida integral, organizacional y de autogestión comunitaria; y articulación y cooperación institucional.

Lea aquí la resolución: