LA ASOCIACIÓN DE HERMANDADES   AGROECOLÓGICAS Y MINERAS DE GUAMOCÓ-AHERAMIGUA DENUNCIA ANTE LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL LOS DELITOS DE LESA HUMANIDAD PRESENTADOS EN LA VEREDA LA HONDA DEL MUNICIPIO DE MONTECRISTO, BOLÍVAR.

Denunciamos públicamente, ante el gobierno nacional y las instituciones encargadas de garantizar los derechos fundamentales de la vida, integridad y permanencia en el territorio sobre la masacre ocurrida en la vereda la Honda del municipio de Montecristo, Bolívar, y la crisis humanitaria que se vive en el sur de Bolívar y la Mohana Bolivarense, reflejada en lo siguiente,

HECHOS

Rosa Amalia Mendoza, ex combatiente de las FARC en proceso de reincorporación y su bebita fueron asesinadas.

El día 26 de diciembre en la vereda Quebrada Honda del municipio de Montecristo, Bolívar, en horas de la madrugada, un grupo de hombres pertenecientes a una organización armada no identificada abrieron fuego en contra de una vivienda donde pernoctaba la familia de Rosa Amalia Mendoza, ex combatiente de las FARC en proceso de reincorporación. De acuerdo con lo informado por la comunidad, durante la acción armada fueron asesinadas además de Rosa cuatro familiares suyos incluidos su hija quien tenía aproximadamente dos años, los sujetos arribaron a primeras horas del día abriendo fuego contra la morada y posteriormente arrojaron dos granadas dentro de la vivienda, dejando además una persona herida de gravedad.

Esta acción armada ha generado el desplazamiento de varias familias que vivían en la vereda Quebrada la Honda, agravando la crisis humanitaria en la que se encuentran las comunidades del sur de Bolívar, específicamente del municipio de Santa Rosa del Sur y Montecristo.

Cabe recordar que el pasado 28 de agosto en la vereda Palmachica del municipio de Santa Rosa del Sur, fue asesinado Jorge Iván Ramos, quien se desempeñaba como coordinador del Programa de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito por parte del partido de las FARC. Allí mismo se han presentado desplazamiento forzados durante los últimos días.

Durante más de diez años, la AHERAMIGUA ha denunciado el contexto violento del Sur de Bolívar y la Mohana Bolivarense y las disputas territoriales de los grupos armados ilegales y legales que hacen presencia en la región, que vulneran los derechos fundamentales de las comunidades y de los excombatientes en proceso de reincorporación que han decidido llegar a la región para reconstruir sus proyectos de vida.

No obstante, contrario a mejorar la situación, la escalada de violencia y la crisis humanitaria, hacen ya incontables las violaciones a los Derechos Humanos en la región, sin existir una respuesta seria del Gobierno Nacional.

Exigimos al Gobierno Nacional, a la personería municipal, la defensoría del pueblo y la procuraduría y demás autoridades competentes, que garanticen la protección de los derechos fundamentales de las comunidades de la región.

Pedimos también la solidaridad de las organizaciones defensoras de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario para difundir esta información e incidir en la toma de acciones efectivas para prevenir, mitigar y reparar las violaciones a los Derechos Humanos en la región.

«POR LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO, LA VIDA DIGNA Y LA LIBERTAD»