La defensa de la vida y la permanencia en los territorios ha sido la bandera de las comunidades que habitan en el territorio de la Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica. Reconocer  el territorio y su biodiversidad como parte esencial de la vida campesina es uno de sus principios. Conocerla, apreciarla y aprender a cuidarla fue el objetivo del curso complementario “Reconocimiento Ambiental de Territorio”.

Gracias al acuerdo logrado entre el SENA y la Asociación de Desarrollo Integral Sostenible Perla Amazónica – ADISPA – se trabajó durante tres fines de semana dicho curso, enfocado al fortalecimiento de estos saberes a las comunidades campesinas de las ZRC Pera Amazónica.

En su última sesión el trabajo se enfocó ena crear a través de  a representación cartográfica del territoriocartografía social, las proyecciónlas proyecciones de las veredas que esperan tener a cinco años las comunidades.