La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina expresa su solidaridad con el pueblo ecuatoriano

 

Desde la ANZORC, proceso que articula 68 organizaciones agrarias de todo el país y que lucha por los derechos campesinos, el derecho a la tierra y la defensa del territorio; nos solidarizamos con el hermano pueblo ecuatoriano, saludamos su lucha y la victoria de su movilización contra las lesivas medidas del Fondo Monetario Internacional que el gobierno de Lenín Moreno pretende imponer en abierta traición al programa de gobierno elegido por sus electores y el acumulado de la revolución ciudadana.

 

En el continente se abrió la esperanza con experiencias democráticas que implementaron procesos en contraposición al modelo neoliberal imperante que arruinó a millones de personas, condenándolas a la exclusión, empobreciendo nuestros pueblos y destruyendo las economías campesinas. Estas experiencias han sido víctimas de una rabiosa y criminal persecución, con el bloqueo de sus economías, el desprestigio de sus liderazgos a partir de estrategias perversas modeladas en laboratorios mediáticos, la promoción de golpes militares por medio de la financiación de grupos extremistas y desestabilizadores; y en el caso ecuatoriano, con la traición al proyecto político alternativo para entregar la Nación a los intereses del capital.

 

El “paquetazo” que Lenín Moreno pretendía imponer se encontró con la barrera de la valerosa y contundente respuesta de los pueblos a través de la resistencia y movilización que mantiene la esperanza de los más excluidos por la dignidad de la lucha social y ciudadana organizada, por justicia social y por los derechos de campesinos, indígenas, trabajadores, estudiantes, mujeres y de la ciudanía en general.

 

Desde Colombia, el campesinado de las Zonas de Reserva Campesina rechaza la represión de Estado desatada durante las jornadas de protesta y apoya esta ejemplar movilización de las organizaciones sociales ecuatorianas que demostraron su capacidad de unidad y resolución al mantener el paro general sostenido por más de diez días, obligando al Gobierno a abandonar la sede de gobierno y a negociar con el pueblo la derogatoria del articulado antisocial que pretendía imponer a sangre y fuego.

 

La movilización del pueblo ecuatoriano articulada en la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador -CONAIE- y el Frente Unido de Trabajadores -FUT- es un ejemplo para toda nuestra América que ratifica el valor de la movilización y la unidad para derrotar la amenaza que representa el modelo neoliberal para los derechos humanos y la sostenibilidad del planeta.

 

Los campesinos y campesinas de Colombia le expresamos al pueblo ecuatoriano nuestro afecto, solidaridad y admiración; su lucha y dignidad son un ejemplo para nuestro caminar. ¡Adelante pueblo hermano!

Bogota, Colombia, octubre de 2019 ANZORC